19 abr. 2010

"I don't like mondays (tell me why?)"


Qué caritas las de los lunes. Me sentí culpable por sonreir y cantar bajo la espesa niebla londinense. Miradas escudriñantes clavadas en los rostros de aquellos que apuestan por decirle "NO" a la cara de culo clásica de los lunes.
Casualmente, los que llevan esa cara por la vida (y no justamente por ser hoy lunes), son esos que nunca están bien, que siempre tienen algún problema para amargar su miserable existencia en esta tierra. La respuesta suele ser "Vos porque no tenés problemas". Suelo imaginar grandes tertulias, en las que estos grupos de castigados por la vida, sueltan sus problemas, depositándolos en una gran balanza, uno por vez, con el objetivo de saber quién es el más desgraciado y castigado por todos los dioses, por la casualidad, por la vida, por todo lo que se nos ocurra... Entonces, el ganador, el más triste, la mayor cara de culo, recibe una estatuilla similar a un Martín Fierro, con la diferencia de que ésta lleva un trasero donde debería hallarse una cara.
Con la estatuilla en su poder, se pasea por el barrio, riendo (si es que recuerda lo que significa reir) de los que le dicen que "todo pasará" como el gran George anunciaba hace unos cuantos años ya. Se amarra bien fuerte a su amuleto, no sea cosa de que un ladrón se lo robe, pues en caso de suceder, ya no tendría manera de presumir que es el más desafortunado de la tierra (pese a haber sufrido un nuevo infortunio) ...


Algún día continuará...


1 comentario:

Valèrie dijo...

¡Con qué tipo de caritas te habrás cruzado esta mañana! Seguramente no con la mía :)
Después me contás...