6 ene. 2012


"... -Estoy amurallándolo. Ya hay una hilera. Ahora va otra.
-¡Usted está loco!.
-No lo discuto.
Stendahl mojó un ladrillo en el mortero, cantando entre dientes. Golpes y gritos salieron de la celda, cada vez más oscura. La pared crecía lentamente.
-Un poco más de ruido, por favor - dijo Stendahl -. Representemos bien la escena.
-¡Déjeme salir! ¡Déjeme salir!
Sólo faltaba un ladrillo. Los gritos eran ahora continuos.
-¿Garret? - llamó Stendahl en voz baja. Garret calló -. ¿Sabe usted por qué hago esto? Porque quemó los libros del señor Poe sin haberlos leído. Le bastó la opinion de los demás. Si hubiera leído los libros, habría adivinado lo que yo le iba a hacer, cuando bajamos hace un momento. La ignorancia es fatal, señor Garret."


Fragmento de "Crónicas Marcianas", de Ray Bradbury, publicado en 1950.


No hay comentarios: