21 dic. 2009

Decir que para cada momento existe una banda, una canción, un estilo musical... Resulta una obviedad.

¡¡Pero qué preciosa que resulta tal obviedad!!

Mi día empezó con el pequeño Tommy, a todo volumen... Cantando, con felicidad...

Tommy can you hear me?

¿Qué mortal puede escuchar tal opera rock sin dar alaridos a cada segundo?

Y para continuar con un día musical, bajo el sol, with a little help from my friends, tocando durante las horas de un domingo que podría resultar muerto si no los tuviera a ellos, al complemento de mi vida...

Una vez más, la música es ese bar imaginario que nos reúne noche tras noche....

Led Zeppelin, The Doors... Lost classic performances... La génesis de lo que vino después... Se entrelazan The Who (ya con sus miembros avanzados en edad y sin Keith en la batería, en el mítico Royal Albert Hall, con el solo de John que atraviesa mi cerebro) y Jeff Beck. Éste último me transporta a la intimidad del Ronnie's Club...

De pronto Eric irrumpe, para sumarse a esa magistral demostración de talento... Jimmy Page aplaude desde su asiento, al lado de Robert Plant... Están todos. Hay para todos los gustos. Los cimientos del rock que más me gusta... Juntos, riendo, agasajándonos...

Entrada la madrugada, ¿Qué mejor que una tanda de blues y una cerveza para acompañar?... Eric Clapton vuelve a deslumbrarme con su Unplugged...

Before you accuse me... Take a look at yourself....

La frase que se ha convertido en un lema para mi vida...

A day in the life... Pasaron bandas, estilos, acordes, notas... Inspiraciones......

There's a time to live....



El día termina. La felicidad es suprema.... Nuevas sensaciones que mañana serán recuerdos..... El recuerdo de la cara de un amigo, disfrutando mientras golpea con fuerza su batería y nos hace vibrar... Feliz por nuestra presencia... Invocando a Hendrix... Todos somos parte de esto...



















I don't wanna leave her now...

4 comentarios:

maria elizabeth ciliberto dijo...

Se nota que tenes un espiritud sano, solo así se puede disfrutar tanto con las cosas simples y grandiosas al mismo tiempo.

Leonel dijo...

¿Sano?

Depende de qué punto de vista lo miremos.. Jeje..

maria elizabeth ciliberto dijo...

Mira leguleyo...solo un espiritud sano puede sentir, no hable de un cuerpo beodo...¿esta claro?

vaL dijo...

Cómo me gustaría tener un grupo de esas amistades para compartir ese tipo de música, es una de las grandes carencias de mi vida. Tengo esas amistades, pero me falta "el grupo", así que debo conformarme con conservarlas a través de este monitor...