10 mar. 2011

¡Nuestro!




No sirvo y nunca servi para tristes despedidas,
¡pobre mi amor!, ¡bendito amor! va saturando un pañuelo...

La larga sombra que vi es la de mi pasado,
un paraiso de amor que vivi en el corazon del infierno...

Y nunca mas (ella sigue alli),
ya nunca mas tendre miedo (luz crepuscular),
Cuando esa luz que crece en mi,
sea la que domine el cielo...

Me va alumbrando la luz de los que no respiran...

No hay comentarios: