30 abr. 2011

Ernesto Sábato


¡Hasta siempre maestro!.


Qué profundo dolor me generó esta pérdida colectiva que todos hemos sufrido en el día de hoy. Calculo que a todos les habrá sucedido algo similar. Disfrutemos de su enorme legado y aprendamos de él, de sus ideas, de sus consejos...


2 comentarios:

Cintia Soledad dijo...

Afortunadamente, éstos grandes genios nunca mueren porque sus obras quedan vivas, y van a estar siempre para nosotros, los lectores.
Una gran pérdida para todos.

Valèrie dijo...

Qué tristeza fue desayunarme esa noticia...pero como digo siempre: su legado lo inmortalizará.