20 nov. 2009

Ahora falta que salgan a querer asesinar a Capusotto por decir una de las únicas verdades que reflejaron los medios en los últimos tiempos. Me generó mucha bronca entrar en diferentes páginas de noticias y ver comentarios dignos de cualquier Mussolini tercermundista en contra de Diego. ¿Acaso dijo una mentira? ¿Los idiotas que no saben absolutamente nada de sociología, derecho ni política tienen un "permiso especial" para opinar acerca de determinados temas por haberse hecho millonarios mostrando culos y tetas?.

Hay cosas que me indignan, pero esto va más allá. Llega a ser decepción. Decepcionado estoy de una sociedad que no piensa ni intenta pensar. ¿Somos tan pocos los que queremos cambiar las cosas? Y no digo esto por vivir en otro país donde la inseguridad no existe. Sí existe. Es claro que existe. Es uno de los problemas principales, pero jamás voy a admitir que es el primero de la lista. A nadie le importa encarar un proyecto a largo plazo para educar a la población dormida que tenemos. Todos (y esos "todos" son representados por estos "pelotudos", que tienen el calificativo bien puesto) quieren que en un abrir y cerrar de ojos Argentina sea Noruega o Canadá.

Si quieren que las cosas cambien hay que trabajar, pensar, dejar de ver culos y tetas y empezar a estudiar, informarse de verdad, leer los diarios, reunirse a hablar de temas interesantes y sobre todo, opinar con fundamento acerca de determinadas cuestiones.

No pido que seamos una sociedad que sólo trabaje y no se diviera, pretendo que pensemos y que todos aportemos para que esto deje de ser LA MIERDA QUE ES.

Se despide un ser cansado de que hayan muerto los modales, los caballeros, las damas, la gente limpia y los buenos programas de televisión.

No hay comentarios: