17 sept. 2010

Qué lindos esos días en los que se puede interacuar. Aquellos en los que nos cruzamos a verdaderos seres humanos y no a adoquines con piernas y brazos...

¡Salud! Brindo por ellos...

No hay comentarios: