13 ene. 2010

Happiness Is A Warm Gun

De todas las personas que crucé esta mañana, sólo una me mantuvo la mirada... Y logró alegrarme el día...

Esos desconocidos que no tienen miedo de vivir... Que se animan a, aunque sea, una mínima comunicación con el otro... ¡Qué lindo se siente!

Casi todos tienen miedo de hablar, ansiosos por meterse en sus casas, en sus mundos... Creyéndose autosuficientes...

Si dicen poder vivir solos, entonces váyanse a una isla, o a 400 km de Buenos Aires, donde nadie los moleste. Cultiven y coman lo que siembren. Ya dejó de gustarles la idea, ¿No?

El hombre no existe sin que otro pueda escucharlo estornudar...

Con cada vez más medios, y menos comunicación...

¡Hasta siempre conciencia social!



Speak to me...
Breathe...

2 comentarios:

maria elizabeth ciliberto dijo...

y aqui se aplica...¿Porqué necesitamos de los otros o de algunos? porque ellos seran testigos de nuestra existencia.
Ya con uno al día la vida se ve diferente

vaL dijo...

And I miss you.